Seleccionar página

Hoy te presentamos un listado de los mejores juegos de inteligencia y mentales para perros en casa totalmente caseros para que puedas desarrollarlos y disfruteis ambos.

Y es que tener un perro como mascota no es sólo salir a pasear, alimentarlo y cuidar de él, aunque en realidad cuiden más ellos nosotros que viceversa.

Por lo que para que tu mascota se encuentre en buen estado de ánimo y mejorar su comportamiento es necesario el jugar con él motivándolo mediante juegos que fomenten su mente.

El beneficio principal de estas actividades es que va a mejorar su comportamiento, estado de ánimo y en consecuencia su felicidad.

Particularmente alguno de estos juegos que practico con mi perrete puedo decir que me resulta satisfactorio, muy positivo y la verdad sea dicha me hace reír al ver sus reacciones. Refuerza sin duda alguna el vínculo que tengo con él y en la mayoría de ocasiones sabe interpretar los momentos en los que estamos de broma o si estoy enfadado con él (siempre fuera del juego), por lo que su inteligencia mejora.

juegos-de-inteligencia-para-perros

Por ese mismo motivo sabe a la perfección en qué momento empieza o acaba el juego siguiendo mis indicaciones verbales, de este modo sabe cuando hay que parar.

Otro aspecto interesante es que mientras estemos jugando con él evitaremos que por sí solo se “invente” algún tipo de juego como puede ser destrozar los muebles de casa, sofás, zapatillas, etc.

Todos estos juegos mentales que vamos a ver los podemos realizar en casa o incluso podemos salir fuera para prácticar actividades complementarias de diversión y con todo tipo de perros pequeños y grandes.

Vamos pues a ver los mejores juegos de inteligencia para nuestro perro cuando estamos en casa.

Juego de inteligencia para tu perro: traer el objeto

Quizás este es de los juegos más típicos y consiste en pedirle a nuestro can que traiga un objeto que ambos reconocemos cual es.

Por haberle repetido en diferentes momentos el nombre del objeto, identificado físicamente y ya tiene asimilado a qué me refiero.

Por ejemplo, mi perro tiene su cama y la suelo dejar en una zona de la casa más adecuada para él. Pues si estamos en otra habitación le digo que traiga su cama, con el tiempo y con mucha práctica ha aprendido a traerla para tumbarse donde vamos a estar.

De hecho enseñándole este juego en muchas ocasiones me traía otro que no era el que no le pedía y así mediante la comunicación verbal le indicaba que se había equivocado y que trajera el que le estaba pidiendo.

Siguiendo este ejemplo podemos hacerlo con el objeto de juego más básico que puede tener un perro, la pelota y una vez la traiga, habitualmente saben donde la dejan, podemos iniciar otro juego.

Jugar con la cuerda dentro o fuera de casa

La cuerda o un juguete para perros similar, para que de un lado quede nuestro perro y el otro nosotros. Podemos inicar el juego mostrándole el juguete y escondiéndolo detrás de nosotros para que busque donde se encuentra.

Una vez lo tiene cazado vamos a pasar a una parte física, cada uno estira de un extremo a ver quién puede más.

Para ejercitar su mente le damos órdenes verbales de suelta o coge el juguete para continuar tirando de los extremos y luego podemos volver a esconderlo para que lo busque.

El juego del “pilla pilla” o “eres mi presa” para perros pequeños y grandes

Personalmente es el que más me hace reír al ver las reacciones de mi perrete.

La dinámica del juego es la siguiente:

Dejamos una distancia entre ambos, y vamos mirándolo fijamente, moviéndonos todo lo despacio que podamos en plan acecho hacia él, abriendo las manos en plan voy a cogerte y no vas a poder escapar.

juegos-para-perros-pequeños

La verdad lo más chulo de este juego es ver cómo reacciona el perro ante este acecho y cuando menos se lo espere salir corriendo hacia él.

Cuando lo tengamos suficientemente cerca, parar y salir corriendo en sentido opuesto, ya verás como sale corriendo detrás de tí en plan: ahora tú eres mi presa.

Aprender nuevos juegos mentales para fortalecer la inteligencia

Habrán cosas que podemos ir enseñándole a nuestra mascota para motivarlo y estar ambos entretenidos.

Lo más básico puede ser las órdenes de sientate, dame la pata, que por experiencia asocian a la frase a la acción y que con práctica lo aprenden.

Otro ejemplo es la pregunta que le hago a mi perro: ¿Vamos a la calle?, en el momento que oye esa frase ya sabe lo que hay y rebosa felicidad.

Sin duda la comunicación en los juegos de inteligencia con nuestro perro es lo más importante para que consiga desarrollarlos y reforzarlos, además de todas las pautas profesionales que podemos obtener mediante un adiestrador.

Dejar que huelan todo lo que deseen

Otro de los juegos para fomentar la mente de nuestro perro es permitirle que huela todo aquello que desee, y es que los perros por naturaleza les gusta investigar y una forma de hacerlo es mediante el olfato.

Disponen de una capacidad con el olfato infinitamente superior a la nuestra ayudándoles a reconocer personas por ejemplo.

Si nuestro perro al entrar al zaguán de casa ha notado el olor de un familiar muy posiblemente lo notemos inquieto hasta que consiga encontrar y saludar en casa a nuestro familiar, este punto te lo comento a modo de experiencia propia.

Resumiendo

Desde Zocopet hemos visto los diferentes tipos de juegos caseros que podemos practicar con nuestro perro para ayudarle a fortalecer y mejorar tanto su inteligencia como su mente, además del refuerzo del dueño con el perro.

Espero que te haya gustado esta relación pero no antes despedirme sin invitarte a completar esta lista.

¿Qué tipo de juegos practicas con tu perro? ¿Habías empleado ya todos estos?

No olvides compartir con tus amig@s!!